Páginas

lunes, 29 de agosto de 2016

Poniéndome al día...

Como sabéis, he estado un poco aletargada con muchas cosas durante el tiempo que no estuve escribiendo el blog así que, otra de las cosas que tengo muy retrasada es la visión del anime. Quiero ver muchas cosas que no he estado viendo durante todo este tiempo que no sé cómo voy a ponerme al día.

Una de las series que tengo muy muy retrasada es One Piece, llevo así como 300 capítulos de retraso y de sólo pensarlo, me da hasta pereza ponerme al día, aunque todo el mundo me está diciendo que tengo que hacerlo, que la historia está muy interesante.

He empezado poniéndome al día con las series que han sido novedades durante este tiempo y que son mucho más cortas; series de 25 capítulos o menos, pero aun así, tengo series de las que he visto la primera temporada pero que tengo que ver aún las siguientes, como por ejemplo Haykiuu.

También me he puesto a ver series de esta temporada como Days (TV), Servemp y 91 Days, pero lo que me da rabia de ir viendo las series que están saliendo ahora, es que tienes que esperar una semana entera para ver el siguiente capítulo.


Days (TV) es una serie de fútbol que no me atraía demasiado porque no quería ver una serie en la que los partidos duraran como siete capítulos, pero la verdad es que me ha sorprendido bastante porque los partidos son rápidos, o por lo menos hasta el momento (sólo llevan 9 capítulos), han sido así, espero que no cambie.

91 Days es otra serie que tampoco me llamaba mucho pero vi los dos primeros capítulos y la verdad es que me ha gustado, así que es otra de las series que estoy llevando al día hasta el momento. Espero que siga así hasta el final y que merezca la pena terminar de verla, porque muchas veces cambian tanto que te decepcionan.


Creo que continuaré con la serie de One Piece y, entre tanto, ir viendo series de las actuales. El problema es que ahora mismo no tengo cuerpo para ver este tipo de series, sino que ahora estoy bastante ñoña y lo que me apetece ver son series Shojo o series más "tontas" y me está costando encontrar alguna que me llame la atención lo suficiente. Si no lo hago, optaré por continuar con One Piece.

También tengo pendiente continuar bajándome las series que me gustan, pero para no bajarme cosas y que luego no me gusten, lo que hago es verlas online y luego, si me gustan, una vez terminadas las descargo para conservarlas. No sólo me gusta coleccionar anime original, sino que me encanta coleccionarlo descargado. Creo que tengo una muy buena colección de series y, ahora, con todas las novedades que Selecta Vision está lanzando, voy a tener que ahorrar bastante para poder comprar todo lo que quiero, menos mal que sólo compro dos o tres veces al año, y aprovechando rebajas, ofertas y esas cosas para ahorrar en la compra, sino, sería una ruina.

No es una entrada muy interesante, pero lo que no quería es que esto se volviera a alargar demasiado porque, aunque tengo muchas cosas que contar, no es el momento para hacerlo, así que, poco a poco, conforme mis planes se vayan realizando, las iré contando.

martes, 9 de agosto de 2016

Se despiertan nuevos intereses...

Siempre me ha gustado leer aunque tengo que admitir que eso va por etapas, es decir, hay momentos en los que leo desmesuradamente porque me apetece muchísimo, hasta el punto de llegar a leerme 12 novelas en un mes y medio, y otros momentos en los que puedo estar sin leer mucho tiempo.

Últimamente he empezado a leer con bastante frecuencia y, a día de hoy, puedo decir que se ha convertido en un hábito, ya no puedo estar más de dos días sin tocar un libro, al parecer tengo la necesidad de leer, jejeje.

Pues bien, sin contar el manga, hasta ahora había leído más que nada novelas, pero últimamente, y después del intensivo Vuélvete Imparable, he empezado a leer libros de crecimiento personal de todo tipo. Cuando empecé a leer fue muy gratificante, empecé a reforzar todos los conceptos que había descubierto en los eventos y, sinceramente, han sido de una ayuda increíble.

Creo que todos deberíamos leer algún libro de crecimiento personal para darnos cuenta de que en la vida hay algo más de lo que vemos a simple vista; que si te fijas realmente en lo que te rodea, puedes darte cuenta de que algunas de tus creencias son erróneas y otras no. Con esto no estoy diciendo que a todo el mundo le parezcan buenos libros, soy consciente de que habrá gente a la que no le gusten y piensen que son pamplinas, y lo respeto.


En estos últimos dos meses, he comprado ocho libros de este tipo, aunque admito que no me los he leído todos todavía, pero porque también estoy trabajando en otras facetas de mi vida y no puedo estar todo el día leyendo, pero lo que sí es cierto, es que cuando tengo un rato algo más largo, consigo avanzar bastante, hasta el punto que puedo llegar a leerme medio libro en una mañana (siempre que no tenga nada que hacer más prioritario); y tengo previsto comprar cinco más a los que ya les he echado el ojo, pero tendrán que esperar un poquito, por lo menos hasta que acabe de leerme todos los que tengo pendientes que si no se me acumulan, jeje.

Sinceramente, si en algún momento de mi pasado me hubieran dicho que me leyera algún libro de este tipo, hubiera mirado a la persona que me lo hubiese recomendado de una manera que la expresión de mi cara expresaría "yo no leo eso que es muy aburrido"; y fíjate ahora, me los leo como si fueran novelas y me parecen muy interesantes.

El viernes pasado mi hermana me recomendó un libro de Paulo Coelho titulado "El peregrino de Compostela", cuando leí un poco de qué iba, le dije que lo compraría, pero más adelante, y ella me dijo que como tenía que salir a comprar, miraría si estaba en el centro comercial y si estaba me lo compraría. Ese mismo día, me lo regaló. Como tenía otro a medias que me quería acabar, no pude empezar a leerlo hasta esta tarde, pues bueno, tengo que decir que ya llevo 110 páginas leídas. Me parece un libro mogollón de interesante y tengo que darle las gracias a mi hermana por habérmelo regalado, está genial, supongo que entre mañana y pasado lo terminaré (no creo que lo pueda terminar mañana porque he quedado con mi terapeuta para que me de unos masajitos) y, una vez que lo acabe, empezaré con otro de los que tengo pendientes de leer.

Es cierto que a veces, te apetece leer pero en ese momento no quieres nada de crecimiento personal, eso es lógico, así que, también sigo leyendo mis mangas y mis novelas que son una vía de escape a la fantasía y la imaginación, cosa que creo que es magnífica para nosotros, de esa manera nos evadimos del día a día y la monotonía.


Si alguien quiere leer algún libro de este tipo, hay muchos, El Guerrero Pacífico de Dan Millman sería uno de ellos. Este es uno de los que tengo pendientes de comprar/leer, os lo recomiendo porque he visto la película y me gustó mucho, sabiendo que los libros en los que se suelen basar las películas son muchísimo mejores que éstas, creo que merecerá la pena recomendarlo además de que está basado en una historia real. También están La Voz de tu Alma de Laín García Calvo y muchos otros; hay variedad en donde elegir.

A mí me están ayudando mucho a superar cosas que pensaba que tenía ya superadas y no eran así, por lo que yo recomiendo que, por lo menos, os leáis algún libro de este tipo para descubrir si realmente es verdad lo que pensáis de vosotros mismos.

viernes, 29 de julio de 2016

Por fin lo pude hacer...

Otra de las muchas cosas que han pasado en todo este tiempo que no he escrito en el blog es que también han habido algunos cambios en mí misma. Hacía mucho tiempo que quería hacer muchas cosas y, por un motivo u otro, nuca las he hecho.

Pues bien, por fin, después de todo el tiempo que he querido hacerlo, me he puesto braquets. No es que tenga los dientes excesivamente torcidos o feos, pero tengo uno bastante torcido que siempre he querido poner bien y, ahora, he podido hacerlo.

Los braquets que me he puesto son los que llaman estéticos, es decir, transparentes, por lo que para verlos tienes que estar fijándote bastante. Están hechos de cristal de zafiro y son muy resistentes, tampoco se manchan por lo que te tienes que despreocupar de que se pongan amarillos porque no va a suceder. En mi caso, tengo que llevarlos durante 18 meses como mucho, pero mi ortodoncista me ha dicho que es posible que sea menos tiempo.


Para el que no haya tenido la necesidad de ponerse braquets, decir que no es algo muy cómodo. Notas que tienes algo entre los dientes y el interior de los labios y eso hace que estés algo incómoda. También hay posibilidad de que te rocen y te hagan ciertas heriditas en el interior de la boca, aunque yo he tenido suerte y sólo me roza uno, pero tranquilos, que hay una cera que se vende en farmacias (aunque a mí la ortodoncista me dio dos cajitas) y que te puedes poner en el braquet que te roza para ocultarlo y que deje de rozarte.

Lo peor de los braquets, el dolor que te provocan en los dientes, cuando te los ponen, como el arco (el alambre que te cruza por toda la boca) ejerce presión en las piezas para que se muevan, hace que entre los 3 y 7 días siguientes te duelan cuando masticas. Eso puede hacerse un poco molesto porque te impide comer bien. Yo he tenido que pasar algunos días comiendo sopas, purés o consomés con un segundo plato de pescado, porque no podía masticar.

Otra de las cosas que es algo "pesado" es la higiene bucal cuando llevas los braquets. Lo normal es cepillarte los dientes en unos 3 minutos, pero cuando llevas braquets, olvídalo, yo tardo ahora unos 20 minutos en cepillarme los dientes y, por supuesto, uso mogollón de cosas para hacerlo. Uso el cepillo interdental, el hilo dental y el cepillo de dientes y tienes que cepillar los dientes de una manera en concreto para que los braquets estén limpios y no te provoquen futuras caries en las piezas por la falta de higiene. Al principio, puede ser un rollo, pero cuando te acostumbras, se convierte en algo normal. Y te tienes que cepillar los dientes cada vez que comas algo, así que, os recomiendo llevar un kit de cepillado en todo momento. Os dejo un vídeo muy completo que he encontrado en youtube.


También en un poco incómodo no poder comer ciertas cosas, porque pueden hacer que se desprendan los braquets o se rompa el arco y entonces, el tratamiento se retrasa. Por ejemplo, no puedes comer chucherías, chicles o caramelos; tampoco puedes morder, es decir, darle el típico bocado a una hamburguesa o un bocadillo, porque también puedes hacer que se despeguen los braquets. Olvídate de comer cosas duras, y bueno, en general es esto lo más importante.

Aún me queda mucho tiempo de tratamiento pero a día de hoy, estoy contenta de llevar los braquets, aunque me duelan los dientes cada vez que me los aprietan o tenga limitaciones en la comida.